Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, function '_wp_footnotes_kses_init' not found or invalid function name in /home/clients/25187bf1fc6349c7595e204454951963/web/wp-includes/class-wp-hook.php on line 308

Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, function '_wp_footnotes_kses_init' not found or invalid function name in /home/clients/25187bf1fc6349c7595e204454951963/web/wp-includes/class-wp-hook.php on line 308
Cómo el yoga puede ayudar a regular tu sistema nervioso - Myoga Studio Barcelona
 

Cómo el yoga puede ayudar a regular tu sistema nervioso

Cómo el yoga puede ayudar a regular tu sistema nervioso

Tu sistema nervioso es el centro de comando de tu cuerpo. Originado en tu cerebro, controla tus movimientos, pensamientos y respuestas automáticas al mundo que te rodea. También controla otros sistemas y procesos corporales, como la digestión, la respiración y el desarrollo sexual. Enfermedades, accidentes, toxinas y el proceso natural de envejecimiento pueden dañar tu sistema nervioso. Aquí aprenderemos cómo el yoga puede ayudarte a regular tu sistema nervioso para mantenerlo equilibrado y saludable.


Nuestro sistema nervioso utiliza células especializadas llamadas neuronas para enviar señales o mensajes por todo tu cuerpo. Estas señales eléctricas viajan entre tu cerebro, piel, órganos, glándulas y músculos.


Las partes principales del sistema nervioso son:

    • Sistema nervioso central (SNC): Tu cerebro y médula espinal conforman tu SNC.
    • Sistema nervioso periférico: Este sistema transmite información desde tu cerebro y médula espinal a tus órganos, brazos, piernas, dedos y pies. Tu sistema nervioso periférico contiene:
    • Sistema nervioso somático, que guía tus movimientos voluntarios.
    • Sistema nervioso autónomo, que controla las actividades que haces sin pensar en ellas.

 

 

El sistema nervioso autónomo


El sistema nervioso autónomo es una parte del sistema nervioso periférico que regula procesos fisiológicos involuntarios, como la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración, la digestión y la excitación sexual. Contiene tres divisiones anatómicamente distintas: simpático, parasimpático e entérico.


Es nuestro sistema nervioso autónomo el que está involucrado en nuestra capacidad para sentir emociones. Está ubicado en nuestros cuerpos, no en nuestras mentes. El 80% de las fibras nerviosas envían información del cuerpo al cerebro, solo el 20% es del cerebro al cuerpo.

 

¿Qué sucede cuando tenemos una respuesta de lucha o huida? ¡Estamos activando el sistema nervioso simpático! ¿Qué sucede cuando tu respuesta al estrés nunca se apaga? Cuando te quedas atrapado en el modo simpático, la respuesta al estrés se invoca casi constantemente (incluso a una intensidad más baja).


Cuando estamos atrapados en un sistema nervioso simpático, estamos en modo de lucha o huida. La ciencia confirma que nuestras mentes y cuerpos son sistemas brillantes y hermosos organizados en torno a un propósito principal: experimentar esta autoprotección a través de nuestro sistema nervioso autónomo. El detector de amenazas (junto con otras funciones cerebrales) comunica peligro a tu cuerpo.


El detector de amenazas dice: «¡Detecto peligro!» A lo que tu sistema nervioso autónomo responde: «No hay problema, ¡estoy aquí para protegerte!» y acude en tu ayuda en forma de lucha/huida/congelación. Puedes experimentar estas cosas como:

 

    • Ira, furia, miedo, frustración, el cuerpo quiere moverse, aumento de adrenalina y cortisol

    • Alerta intensificada en todos los sentidos, visión enfocada láser, sensibilidad al sonido

    • Ansiedad, ataques de pánico, la necesidad de controlar las circunstancias externas

    • Sueño interrumpido, ráfagas de energía y luego fatigaSensaciones comunes: aumento de la frecuencia cardíaca, respiración pesada, rigidez muscular, opresión en el pecho, temblores, transpiración, mareos, desmayos, palmas sudorosas, opresión general, calor, temblores, inquietud, demasiada energía, mareos, apretar, sensaciones de explosión, etc.


Tenemos que mostrar a nuestras partes protectoras que estamos seguros, no solo decírselo. ¿Alguna vez te has preguntado por qué no te sientes mejor cuando te dices a ti mismo «simplemente cálmate» o «todo está bien»? Eso se debe a que tu sistema nervioso autónomo y las partes de tu cerebro en línea cuando estás activado no comprenden la cognición o el lenguaje.


Para hacerlo, podemos:

 

    • El yoga puede ayudarte a regular tu sistema nervioso con poses específicas de yoga, como flexiones hacia adelante, giros e inversiones


Los ganglios parasimpáticos se encuentran y se desplazan desde la columna cervical y el sacro, incluyendo el cerebro. A través de flexiones hacia adelante, giros e inversiones, los nervios se activan y los vasos sanguíneos se dilatan ayudando a equilibrar la estimulación simpática. La mente se vuelve más tranquila, la ansiedad disminuye y la presión arterial se reduce.

 

    • Ratio de pranayama: Aumentar la exhalación y una corta suspensión después de exhalar
    • Bailar y cantar como danzas extáticas, moverse libremente, mantras, etc.
    • Deporte activo
    • El cuerpo necesita liberar la energía del cuerpo

 

¿Qué sucede cuando tenemos una respuesta de descanso y digestión? ¡Estamos activando el sistema nervioso parasimpático!


Con el tiempo, si uno queda atrapado en un funcionamiento simpático, el cuerpo intentará conservarse reclutando el sistema nervioso parasimpático. Esto se manifiesta como ansiedad que se convierte en depresión, la etapa final del agotamiento simpático. Las personas en esta condición han agotado tanto sus sistemas simpáticos que sus cuerpos recurren a un estado parasimpático predeterminado. El cuerpo no reconoce que podríamos ponernos en un lugar seguro y apagarnos lentamente.


Los resultados son:

 

    • Estar cansado, apático y tener tendencia a deprimirse fácilmente,
    • Patrones de comportamiento como el miedo, la apatía e incluso la desesperación,
    • Estados de baja energía,
    • Desesperanza, insensibilidad, disociación, etc.


El nervio vago constituye el 75% de las fibras en el sistema nervioso parasimpático (SNP), la parte de nuestro sistema nervioso autónomo que nos permite tener un mejor sueño, calma mental y tranquilidad. Cuando nutrimos e mejoramos el «tono» de nuestro nervio vago, disfrutamos de una mayor satisfacción y capacidad para conectarnos, menos dolor y ansiedad, y patrones de sueño mejorados.


Nuestro nervio vago es una red de información que se extiende desde la cabeza hasta la pelvis, llevando información de nuestro cuerpo al cerebro y del cerebro al cuerpo.


¿Qué hacer para trabajar con este nervio y regular nuestro sistema nervioso?

 

    • Posturas de yoga como la flexión hacia atrás y laterales: Los ganglios simpáticos están ubicados y se desplazan fuera de las vértebras torácicas y lumbares. Tienen un efecto estimulante en el corazón, el timo y las glándulas suprarrenales, preparándonos para la lucha, la huida o la congelación. Las flexiones hacia atrás y laterales son buenas para activar y aliviar los síntomas de la depresión y la presión arterial baja.
    • Ratio de pranayama: Aumentar la inhalación y la retención después de inhalar
    • Sonido: El nervio vago está conectado a las cuerdas vocales y a los músculos en la parte posterior de la garganta. Cantar, zumbar, entonar y hacer gárgaras puede activar estos músculos y estimular el nervio vago, lo que ha demostrado aumentar la variabilidad de la frecuencia cardíaca y el tono vagal.
    • Frio: Estimular el nervio vago puede ser tan simple como beber agua fría, tomar una ducha fría o salpicar agua fría en la cara.
    • Meditación y Oración: La meditación y la oración ayudan a crear sentimientos positivos en general, al tiempo que mejoran el tono vagal.
    • Masaje: Estimula el nervio vago al masajear tus orejas y cuero cabelludo o darte un masaje en los pies.

 

 

Para obtener más información sobre cómo el yoga puede ayudarte a regular tu sistema nervioso, tienes diferentes posibilidades:

– Descarga ahora nuestro libro electrónico GRATUITO sobre cómo equilibrar tus emociones a través de pranayamas/respiración!

– Aprende con nosotros los pasos básicos a través de nuestro Curso en línea de 5 horas sobre Fundamentos de Yoga Psicoterapéutico. El curso se divide en 3 temas principales: Yoga Psicoterapéutico, Ayurveda y Meditación para principiantes.

foundation course yoga